Argentina

Las Hermanas estuvieron de misión en Argentina por 25 años. En 1998 entregamos aquel puesto a otra orden. La historia de aquella misión, ya finalizada, sigue siendo para nosotras muy significante: nos hace preguntarnos sobre la actual involucración misional. Por eso aquí les damos a conocer la historia de la primera misión ad gentes de la Congregación.

En la revista « Zorza » del día 30 de septiembre de 1973, Magdalena Foland escribe en su artículo « MISONES : una actividad muy necesaria » que : Argentina es uno de los países más desarrollados de América Latina. Sin embargo es alarmante la condición de la educación, y también las cuestiones de la fe y la religión. En el año de 1966 por cada 4 500 fieles había solo un sacerdote. Eso es aún muy poco…

Wanda era hace tiempo un poblado polaco. Tiene solo una vieja iglesia de madera que fue elevada por los primeros pobladores. El padre Ambroży Klunder, que lleva viviendo en ese lugar 5 años, trata de construir un templo de ladrillo. Los habitantes de Wanda no son aún muy concientes de su propia fe. Aquí invocamos las palabras del padre Ambroży : 11 de noviembre de 1967… Hace tiempo, Jesús atravesaba las tierras de este país también. Hay una multitud de hueyas de Dios, pero parece que aquí se cumplen las palabras del Evangelio de San Juan : Vino a los suyos, y los suyos no lo recibieron. En este lugar es necesario comenzar de nuevo, también con la población polaca. Generalmente todos fueron bautizados, algunos hasta dos veces. Me espera un montón de trabajo. Tenemos que empezar la construcción de la iglesia este año. Lo peor de todo es que la gente quiere monjas… La construcción urge, y, por otra parte, es necesario aumentar refuerzos para la pastoral… Surgió pues la idea de traer monjas para la ayuda en el trabajo misional. Y tengo que mostrar mi reconocimiento para el heroico valor de las Hermanas Dominicas Misioneras. Sabían que iban a tener un techo, pero también sabían que no hay iglesia. Hasta un honesto le dijo a la hna. Assunta, que en la capilla hay solo 6 sillas y le preguntó que si en verdad quiere venir para acá; alguien más le dijo que no hay vocaciones. Pero, a pesar de todo, ellas decidieron venir.

En ese mismo tiempo, en Zielonka, los sueños del padre Jacinto Woroniecki se hacen realidad. El padre fundó la Congregación en 1932, con la idea de que sea únicamente misionera. En 1970 se convoca el Capítulo Especial, que instruyó hacer las preparaciones para la partida en misión. La paciente y larga espera en oración para la primer misión dió resultado.

La idea de trabajar directamente en una misión se gestó cuando el verano de aquel memorable año de 1970 vino a Zielonka el padre Bronisław Trafas : un Misionero del Verbo Divino de Argentina. Con su entusiasmo y su afán misionero prendió una chispa y abrió nuestros corazones a la actuación de Dios. Nos presentó las grandes necesidades de aquel país, donde la religión es el orgullo de los ciudadanos, pero donde no hay conocimiento alguno de ella misma. El padre Bronisław desempeñó un papel muy importante en la afirmativa decisión que se tomó sobre la partida a Argentina. Después de largas oraciones y reflexiones, la Madre General Józefa Gebel, con su Consejo, decidió mandar a Argentina tres Hermanas.

Viendo que en su parroquia las condiciones eran difíciles, el padre Trafas encontró un lugar que vió más apropiado, es decir la parroquia WANDA, donde el párroco era el padre Ambroży Klunder SVD. Se inició un intercambio de cartas y después de 2 años de arreglar las formalidades necesarias, la partida llegó a ser posible.

Ya en septiembre de 1970, llega un mensaje del padre Ambroży invitando a las Hermanas a asumir las labores pastorales en la parroquia Wanda. En noviembre del mismo año, monseñor Jorge Kemerer, obispo de la diócesis de Posadas, envía un escrito estando de acuerdo con el establecimiento de la Congregación en su diócesis. En mayo del año siguiente, las Hermanas obtienen el permiso del Cardenal Stefan Wyszyński para la partida de tres hermanas a Argentina. El 11 de agosto de 1972, el padre Klunder visita Zielonka.

Los pioneros que se declararon a la primera « aventura misional » fueron : la hna. Assunta Szwemin, que trabajó largos años en el Instituto Tomista del barrio Służew y colaboró en la creación de la Oficina Misional en Varsovia ; y la hna. Dominika Sikora, una catequista ferviente que estuvo en distintas casas de la Congregación. La hna. Dominika decia : Desde la infancia, las cuestiones misionales me llamaban la atención. Lo que más me conmovía, era saber que aún más de 2 billiones de personas no conocen a Dios.

Y llegó el día 23 de septiembre de 1972 cuando en nuestra capilla se celebró la Ceremonia de Envío. Durante la misa, el obispo Jan Wosiński bendijo las cruces misionales y se las entregó a las hermanas Assunta i Dominika.

En Zielonka comienzan las preparaciones para la partida: la compra de cosas necesarias, el empaque de cajas…

Zielonka, 19 de enero de 1973, día de la partida de las Hermanas a Argentina. A las 6:30 de la mañana se celebra la misa por la intención de las Hermanas. Durante el día, familiares y conocidos vienen a visitar y despedirse. A las 4:00 de la tarde se hace una oración comunitaria bajo la dirección de la Madre Józefa Gebel, y las hermanas parten en carro hacia la estación de trenes Dworzec Gdański. De allí las hermanas viajaron en tren hasta Roma, donde se detuvieron más de una semana con las Hermanas Franciscanas Misioneras. El resto del viaje se hizo en barco y terminó el 17 de febrero. El 12 de febrero la hna. Assunta escibe : … felizmente cruzamos el Océano Atlántico, ahora navegamos por la costa de Brasil… En el barco hay 30 padres y 12 monjas… Extañamos la tierra firme. Por fin comenzará lo que hemos esperado tanto tiempo.

El padre Bronislaw Trafas manda un mensaje a Zielonka el 22 de febrero : Hace unos minutos me visitaron dos de sus hermanas que iban hacia su primer puesto misionero en Wanda. Me dió mucha felicidad, porque de todo lo que hice durante mis vacaciones en Polonia eso fue lo mejor y es lo que me trae más alegría. Ojalá y tras estas dos primeras hermanas, vengan acá hoy o mañana miles de sus hermanas. Estoy muy felíz que no se hayan desanimado, en especial de que su Hermana Superiora con su santa perseverancia y su paciencia de ángel hizo que su Congregación se transplantara a las tierras americanas. Recen mucho por esas dos misioneras para que Dios siempre esté con ellas y para que ellas les puedan escribir lo más rápido posible : ¡¡Vengan aquí !! Aquí les esperan milliones, pero no milliones de dólares sino milliones de almas… Solo una cosa puedo asegurar: que cuando vuelva a Zielonka querré que de allá vengan más misioneras.

El padre Ambroży Klunder SVD escribía: (Las hermanas) llegaron a Buenos Aires con un retraso de una semana porque el barco se descompuso. Luego siguió el viaje en autobús a Posadas. Después de media hora empezó a llover, era noche, las hermanas no durmieron, talves por miedo, ¡quién no tenía miedo! Una tormenta con rayos, árboles tumbados y nosotros en un desierto… el autobús cayó en un hoyo más de una vez y los hombres tenían que bajar y empujar. Llegamos con una tardanza de 12 horas. 36 horas de viaje es el primer entrenamiento, estabamos apenas en Missiones. Al atardecer llegamos a WANDA… tuvieron que sentirse como en casa, ya no había retorno. Las hermanas se pusieron a trabajar con plena entrega.

Las hermanas llegaron a Wanda donde la población local las esperaba con el corazón abierto. Se encontraron con una pequeña casita preparada para ellas. Empezaron a conocer el terreno y a la gente. En mayo abrieron un preescolar.

21 de mayo de 1973: Hoy pasa una semana desde la apertura del preescolar. Se encuentra en nuestro cuarto grande. Se inscribieron 27 niños.

 Wanda 1973 sDominika Dwa zdjecia  Wanda ok 1990 Defilada przedszkolakow

20 de agosto de 1973: Lanusse, nuestro anfitrión, nos llevó con los Indígenas, 7 km de aquí. Viven en un claro del bosque. Sus casitas son techos de lámina u hojas. Dentro de ellas hay fogata. Alrededor duerme toda la familia en algo que parece un camastro. Tienen muchos hijos…

26 de agosto de 1973: la hna. Assunta escribe a la hna. María: … ahora puedo escribir, que todo lo que obtuve en la vida, sobrepasó todas mis expectativas, especialmente ahora cuando descubrí qué gran alegría es la vocación misional…

Las hermanas misioneras no estuvieron mucho tiempo juntas. El 18 de noviembre de aquel año la hna. Assunta escribió : Actualmente, una gran preocupación para mí es la hna. Dominika. Sé que esto es grave. Estuve en su operación y ví todo,… estuve muy fortalecida con la actitud de la hermana y de como aceptó el sufrimiento… Hermanas, no se preocupen por mí, aquí no estoy sola… aquí el ambiente es realmente familiar y cada persona me es cercana.

El padre Ambroży escribía: En mayo, cuando todo empezaba a mejorar, le aparecieron a la hna. Dominika síntomas de enfermedad: come cada vez menos, va perdiendo las fuerzas, vómitos. Finalmente la operación mostró una condición que ya no daba esperanza. Quería vivir tanto para Wanda, sin embargo Dios quiso otra cosa. Todos pasamos por su enfermedad. Una muestra de agradecimiento por su entrega fue cuando en 20 minutos la gente juntó todo el dinero necesario para que la hermana pueda volver a Polonia y talves poder buscar algún remedio…

La hna. Dominika falleció el 26 de noviembre de 1973 en el hospital situado en la calle Płocka en Varsovia. Trabajando en misión en un tiempo tan corto logró mucho. La memoria de esta hermana sigue estando viva entre nosotras, a pesar de que la conocimos muy poco. El padre Antoni Koszorz SVD señaló : Tenemos que tener fe en los planes de Dios : para el desarrollo de esta Congregación misional tan jóven, el sacrificio de la vida de esta hermana fue más necesario que su trabajo.

La hna. Assunta habiendo quedado sola, decía el 7 de diciembre de 1973 : Qué vacía está la casa ahora. No sentía eso antes cuando estaba la hna. Dominika. Ella ya cumplió su tarea. Ahora hay que empezar de nuevo a trabajar, todo está llamando… La hna. Assunta quedó sola trabajando por dos.

El 20 de marzo de 1974 la hna. Assunta escribía : Ahora por lo menos empiezo a conocer lo que es en verdad la vida de misionario. Es imposible describirla en una carta, no es un camino de rosas. Cada día le doy las gracias a Dios por estar aquí. Ya escribí unas cuantas veces, pero lo repito otra vez que realmente apenas ahora encontré en la vida de monja lo que había estado buscando subconscientemente sin saber que era.

2 de noviembre de 1974: Cada vez estoy más convencida, que estar en misión significa oponerse a una fuerza enorme que está en contra de Dios… La verdad no sé cuánto uno tiene que ofrecer: toda su vida, oraciones, trabajo y todo lo demás, para que a la gente se le prenda una lucesita, para que conozca lo que está pasando…

Después de la muerte de la hna. Dominika, la hna. Monika Drabik, hasta aquel entonces catequista en el barrio de Saska Kępa, Varsovia, fue designada para el puesto en Wanda. Para la hna. Monika, comenzaron las preparaciones intensas, y en Argentina, para la hna. Assunta, el tiempo de espera. La hermana Monika partió a Bélgica en los últimos meses del año 1974, para un curso de español ; todo gracias al padre Antoni Koszorz SVD, director de la Oficina Misional. Volvió a finales de enero de 1975, después de 4 meses.

El 9 de febrero de 1975 fue celebrada en Zielonka una misa solemne por la intención de la hna. Monika, concelebrada por el padre Romuald Kostecki OP i el párroco Zygmunt Abramski.

El 16 de febrero del mismo año, a las 17.50, la hna. Monika partió de la estación de trenes Doworzec Gdański hacia Roma, donde se reforzó espiritualmente con las gracias del Año Santo. El 24 de febrero, realizó el vuelo de Roma a Buenos Aires, donde la esperaba la hna. Assunta.

El 2 de marzo la hna. Monika llegó en autobús a Wanda, para cumplir en la realidad cotidiana con la voluntad de Aquel quien la envió allá. Escribía : Llegaron los días de nostalgia de Polonia y de todo aquello que es polaco.

El 5 de marzo de 1975 la hna. Monika escribía: Y atardeció y amaneció en Wanda: fue el día segundo. El viaje de 1000 km en autobús duró 25 horas. Mi pobre estómago a veces casi me subía hasta el mentón, y a veces bajaba, le decía : hermano, sabes que vas en misión !… La hna. Assunta todo el camino me contaba muchas cosas que no me había escrito nunca. Hoy el padre Ambroży me enseñaba a andar en coche. Ese era uno de mis deseos, todavía tenía uno, pero secreto, siento que se va a cumplir también. Le digo a Jesús : a veces escuchas mis oraciones demasiado rápido, ahora tienes que disminuir la velocidad un poco.

Una de las primeras impresiones de la hna. Monika (el 23 de marzo) fue : Lo que más me fastidia es la nostalgia, el calor y los bichos…

En Zielonka se estaban llevando al cabo las preparaciones para el Capítulo General al cual vendría la hna. Assunta como delegada. En ese tiempo la hna. Monika pasaba por la soledad de la vida misionaria. Escribía : Durante el viaje de la hna. Assunta puedo quedarme sola, me parece que podré con todo, puede estar tranquila, Madre…

12 de Agosto de 1975 – la noticia de la elección de la Madre Józefa Gebel me dió mucha alegría, besé todas las las fotos donde estaba la Madre…

6 de Julio de 1978: La hna. Monika escribe : Fue una alegría cuando nuestra querida Madre General Józefa Gebel visitó por primera vez nuestra casa. Vino a conocer las condiciones de vida y trabajo. La Madre permaneció con nosotras hasta el 25.08 alentándonos a seguir trabajando para el bien de esta Iglesia.

El 5 de Agosto de 1978 la M. Józefa escribía desde Argentina : Ayer nos unimos espiritualmente con ustedes en la celebración de Santo Domingo… Le pedí con fuerza que me muestre que hermana debería de ser la siguiente en unirse acá… Y si tuviera que escoger de entre las candidatas, escogería la que supiera cooperar y la que supiera olvidarse de sí, y todas las demás capacidades le serían útiles.

El año 1979 es el año de espera para la venida de la tercera hermana que nos prometió la Madre: la hna. Maksimiliana Opiatowska – escribía en la crónica la hna. Monika.

Todo el enero del año 1980 duró la despedida de la hna. Maksimiliana.

El 25 de febrero de 1980 la hna. Maksimiliana viajó en avión del aeropuerto Okęcie a Buenos Aires. El progreso es visible : la hna. Assunta i la hna. Dominika viajaron en tren y barco, la hna. Monika en tren y avión, y la hna. Maksimiliana solo en avión.

El 26 de febrero la hna. Maksimiliana llegó a Wanda, nuestra alegría era inmensa. Nuestros parroquianos prepararon una fiesta increíble, mostrando de esta manera su felicidad. La hermana empezó el aprendizaje de la lengua y a ayudar a la hna. Monika en el curso de costura.

El 1 de marzo de 1984, el Primado Józef Glemp visitó Wanda, y desde el 6 al 12 de abril de 1987 Argentina pasaba por una gran alegría : hospedaba al papa Juan Pablo II. De Wanda fueron 40 personas al encuentro. Entre ellas estaba la hna. Maksimiliana.

Para obtener más información, se puede preguntar a la hna. Monika i a la hna. Maksimiliana. Seguramente compartirán con mucho gusto sus memorias. En nuestro archivo se encuentra una recopilación de cartas escritas por las Hermanas.

Zgromadzenie Sióstr Dominikanek Misjonarek Jezusa i Maryi © 2018 Frontier Theme