Proceso de beatificación

DSC04829El padre Jacek Woroniecki murió en opinión de santidad. Eso lo demuestran los recuerdos de las personas que lo conocieron, que colaboraron con él, que recibieron su ayuda, o que simplemente fueron testigos de su sufrimiento. Esas memorias se empezaron a recoger bastante rápido, con la esperanza de que fueran útiles para la futura beatificación. Son varias las gracias atribuidas debido a su intercesión ante Dios. De vez en cuando se puede ver gente rezando junto a la tumba del padre Woroniecki en la iglesia de św. Jacek (san Jacinto) en Varsovia. Los fieles se reunen allí sobre todo el día del aniversario de su muerte, el 18 de mayo, para darle gracias a Dios por la vida de este religioso y por los frutos de su actividad.

El 7 de diciembre de 2004 se inició en Cracovia el proceso de beatificación del Siervo de Dios, el Padre Jacek Woroniecki. En aquel entonces vivían aún muchos testigos presenciales de su vida. Fueron colectados muchos materiales que documentaban los detalles de su vida y su excepcionalmente extensa actividad: científica, didáctica, relacionada con la dirección espiritual, administrativo-financiera relativa a la KUL (Universidad Católica de Lublin) y a la Orden a la cual pertenecía, entre otras. Actualmente, haciendo uso de esta documentación, se realiza una redacción de manera concisa y completa para ser presentada ante La Santa Sede.

Zgromadzenie Sióstr Dominikanek Misjonarek Jezusa i Maryi © 2018 Frontier Theme